Área de Percusión

Área de Percusión


Darío Vaca

Cristóbal Darío Vaca Chicaiza tiene un acercamiento con la música a temprana edad. Su padre tocaba guitarra cuando Darío era niño e influyó en la futura afinidad a la música que tendrá su hijo. Por el trabajo del padre de Darío en disqueras en Colombia y Ecuador, logró tener cercanía con artistas que ya interpretaban y dominaban el uso de instrumentos musicales. Cada uno de los días de la semana, Darío tenía una experiencia nueva en cuento a la música y eso le permitió inmiscuirse de lleno en la misma.

Para Vaca el aprendizaje siempre fue empírico. Al ver a su padre como practicaba el imitaba el movimiento de los dedos, el rasgado, la posición en cada uno de los trastes y los sonidos. A los ocho años su padre decide inscribirlo en el Conservatorio Nacional de Música (CNM). Por problemas personales tuvo que salir de la institución. Sin embargo, cuando tenía 20 años regresó al CNM y comenzó a aprender. En los doce años que no estuvo en el CNM, Darío se dedicó a aprender como autodidacta en teoría musical y de forma empírica en orquestas de música popular. La necesidad de explorar más en la música académica, hace que Darío regrese al CNM.

La percusión en general se ha vuelto su centro de inversión pedagógica y afirma que todas las personas e instrumentos que componen esta área son importantes. Luego de una etapa de estudio en el CNM y graduación en el 2005, Vaca entra como docente en el 2007. Su primer cargo fue el de profesor de lectura musical-solfeo. Pasados los años la institución le otorga la posibilidad de ser docente de instrumento.


Omar Brito

Nació en Cuba el 12 de marzo de 1955. Es docente del Conservatorio Nacional de Música, en el Área de Percusión. Llegó al país en 1997 y desde el 2012 es docente en la Institución.

Influenciado por la música popular cubana, empezó sus estudios con clases de solfeo desde los 10 años. A los 14 ingresó a la escuela provincial de Artes. A los 18 fue parte de la Escuela Nacional de Artes. En 1982 sacó la Licenciatura en Percusión, en la Universidad de las Artes.

Llegó al Ecuador en 1997 para tocar junto a un grupo, pero se enamoró del país y empezó con su carrera de docente. Estuvo seis años en el Conservatorio George Gershwin, ocho en el Conservatorio Franz Liszt y desde el 2012 se encuentra en el Conservatorio Nacional de Música, donde imparte clases a niños de 8 a 12 años.